¡La risa es contagiosa!

Es sabido que el niño imita a los adultos que lo rodean. Si el niño ve a sus padres reír con frecuencia, él hará lo mismo.

Por el contrario, si los padres viven inmersos en sus problemas, olvidándose de que siempre se puede encontrar alguna buena razón para sonreír, el bebé se nutre de esta densa energía y se contagia de caras preocupadas y apagadas.

¿Niño sonriente o fruncido?

Es importante que a pesar de los malos momentos, lógicos en la vida de toda persona, puedas hacer un alto y sonsacarle algunas sonrisas a tu hijo. Porque cuando tu bebé ríe, significa que está bien, que se siente seguro y relajado. Su buen humor te contagiará a ti, y te sentirás renovada.

Siempre hay un motivo para sonreír

Si buscas, seguramente encuentras miles de razones -empezando por esa carita que te mira cada mañana- para sonreír y esperar que tu bebé reaccione de igual manera, alegrándote el día.

Además, recuerda que la risa ayuda a liberar el stress y descargar las energías negativas que traes de afuera.

La risa es contagiosa

Verás que si tu bebé comienza a reírse a carcajadas, tu lo seguirás, y viceversa ¡Cuántas endorfinas liberadas!

A medida que crece, tu hijo desarrolla su sentido del humor, que es único. Como padres se puede fomentar la risa, para que sea una característica que lo acompañe toda su vida.

 

Fuentes: Lic. Marisa Russomando – Lic en Psicología (UBA), especialista en Maternidad, Crianza y Familia Virginia González, Psicóloga y profesora de Educación Infantil María Amaya Albardía, Pedagoga y psicomotricista

¡Bienvenidos!

Regístrate y recibe:  

El acceso a todos los contenidos que Huggies y Disney tienen para ti y tu bebé.

La posibilidad de ganar uno de nuestros kits de Baby Shower.

Regístrate

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×