Juegos para compartir con tu hijo de entre 12 y 24 meses

El juego en el niño es la forma que tiene para expresar sus deseos, temores y estimular sus sentidos. A partir de los 12 meses, el gran triunfo de tu niño es la marcha, que no se da de un día para el otro, pero tarde o temprano la adquirirá y entonces, un amplio mundo se abre a sus pies.


Algunos juegos para compartir con tu hijo a partir del año:

  • Arquitecto: cuando ya camina, disfruta arrastrando juguetes, apilando y encajando elementos. Es la edad del “¡toca todo!” Bríndale cubos y otros objetos de encastre que sirvan para este fin. Verás cómo se entretiene largo rato armando y desarmando.
  • Futbolista: ya sea pateándola o lanzándola, el niño disfruta jugar con pelotas. Si ha cumplido el año recientemente, le costará patearla pero tú puedes mostrarle, y con la práctica será capaz de golpearla. Al principio la tomará con la mano y hasta se le caerá hacia atrás.
  • Explorador: Arma un túnel con dos sillas y una tela por encima. Tu hijo se dará cuenta que la única forma de pasar por debajo del túnel es gateando ¿Se animará? Puedes hacerlo junto a él, y hasta quizás prepares dos túneles para jugar a las escondidas allí.
  • Artista: a tu hijo le encantan los juegos que realiza con sus manos y juntos pueden crear un verdadero salón de arte. Déjalo ensuciarse con pinturas no tóxicas. Recuerda que aún no sabe distinguir entre “sucio” y “limpio” así que permítele usar pinceles y sus manos para garabatear juntos una obra de arte.
  • Bailarín: la música siempre es una excelente conexión entre padres e hijos ¿Y si le enseñas el baile de la estatua? Él debe moverse con la música y una vez que ésta se detiene le explicas que debe quedarse quieto. También puedes utilizar canciones infantiles que hagan referencia a distintos animales. A esta edad el niño comienza a imitar los sonidos de los animales, y le encanta repetirlos cuando le piden que haga, entre otros, el ronroneo del gato o el ladrido del perro.
  • Jardinero: si tienes jardín en casa dale una pala y permite que te ayude a plantar semillas. Bríndale una regadera para que juegue a regar las plantas y una cuchara con una maceta para poner y sacar tierra. Será un gran enchastre, pero la pasarán genial.
  • Nadador: Con un pequeño tubo de plástico, durante el baño, sumérgelo y provoca una lluvia de burbujas. Después, invita al niño a que lo intente él también. Probablemente, no lo conseguirá, pero las “jugueteadas” acuáticas le sacarán carcajadas. Ahora, ¡el hidromasaje! Para ello, hazle cosquillas con las burbujas por todo el cuerpo.
  • Titiritero: A partir de los 18 meses, el niño está listo para sus primeras representaciones teatrales. Busca unos calcetines viejos y pinta en ellos con rotuladores las caras de los familiares, destacando los rasgos principales. Introduce las manos en los calcetines y representa escenas cotidianas típicas y divertidas, por ejemplo, cuando papá se enfada porque no encuentra, como sucede normalmente, sus llaves.

A partir de los 12 meses, tu hijo comenzará a ser todo un explorador. Hay muchas cosas que puedes estimular a través de juegos o distintos juguetes que le ofrezcas. Recuerda que el juego es su principal actividad y que mientras crezca jugando, siempre será un niño sano y feliz.


¿Qué juegos compartes con tu niño? ¿Cuáles son los que más disfruta?


¡Todo por una infancia feliz!

¡Bienvenidos!

Regístrate y recibe:  

El acceso a todos los contenidos que Huggies y Disney tienen para ti y tu bebé.

La posibilidad de ganar uno de nuestros kits de Baby Shower.

Regístrate

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×