7 poderes mágicos de los bebés

Cuando sostenemos un bebé en brazos, algo mágico sucede. Nos hace perder el sentido del pudor y el decoro. Somos capaces de hacer cualquier monería con tal de hacerlo reír. Cuando estamos cerca suyo, los modales y la madurez quedan de lado. Lo olemos, resoplamos sobre su mejilla, amenazamos con comer sus pequeños dedos de los pies…

Sí, los bebés nos hechizan. No podrán congelar el tiempo ni trepar por las azoteas de los edificios, pero no hay duda de que tienen otros poderes mágicos. Estos son siete de ellos:

Atraen nuestra nariz hacia su cabeza

No hay madre que se resista a oler la cabecita de su recién nacido. Hay algo hipnótico en el acto de sostener al pequeño, acercarlo a nuestra nariz y aspirar ese dulce olorcito que despide su cuero cabelludo.

Rollitos y pliegues exquisitos

Ya sean delgados o regordetes, los bebés siempre tienen adorables rollitos y pliegues en su piel. ¿Los lugares para buscar? Las piernas, la parte superior de los brazos y la nuca. ¡Irresistible!

Un aroma único

No hay NADA como el aroma de un recién nacido. Luego del baño, antes de dormir… ¡no importa! Es el aroma más dulce del universo.

Ajó, ajó

¡Los bebés emiten los sonidos más dulces! Mientras los amamantamos, por ejemplo, podemos escucharlos suspirar, balbucear y decir “ajó”. ¿Acaso hay ruiditos más bonitos?

El puño cerrado

Los recién nacidos mantienen los puños cerrados. Baby power!

Manchitas

Los bebés suelen tener todo tipo de manchas de nacimiento que desaparecen rápidamente. ¡Disfrutemos de esos pequeños “besos de ángeles” mientras están allí!

 

Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/magical-powers-of-babies/

¡Bienvenidos!

Regístrate y recibe:  

El acceso a todos los contenidos que Huggies y Disney tienen para ti y tu bebé.

La posibilidad de ganar uno de nuestros kits de Baby Shower.

Regístrate

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×