5 actividades para que disfurtes con tu bebé

Un bebé es una caja de sorpresas que constantemente te impresionará con su facilidad para aprender y la velocidad con que crece, ¿sabías que como mamá puedes facilitar este proceso? A través de la estimulación temprana, aprovecharás al máximo su potencial, pues a esta edad su capacidad de asimilar conocimientos es inmensa. Estos ejercicios además de divertidos son muy constructivos para él, y emocionantes para ti, pues podrás ver su avance día a día. ¿Quieres conocerlos? ¡No dejes de leer!

Bailar

Puede sonar raro pero esta actividad la disfrutan muchísimo. Así que pon tu canción favorita y mécelo en tus brazos. Mientras más pequeño sea, más suave debe ser el movimiento y conforme vaya creciendo es posible que prefiera actividades más bruscas. Sólo asegúrate de sostenerlo firmemente para no lastimar su cuello por el peso de su cabeza.

De paseo en casa

Esta dinámica puede ser muy útil para entretenerlo y desarrollar el lenguaje. Solo necesitas caminar con él en brazos y mostrarle las cosas: repite el nombre de cada objeto varias veces, pues aún cuando no haya comenzado a hablar, poco a poco desarrollará la noción de la relación entre los sonidos y los objetos. Esto puedes hacerlo también al comer, principalmente con palabras cortas como “agua”, “más” o “leche”.

Burbujas

Ayuda a tu bebé a desarrollar la coordinación de forma muy fácil, sólo necesitas hacer burbujas a su alrededor y dejar que las siga con la mirada e intente romperlas. Lo mejor de esta actividad es que funciona sin importar la edad y lo mantendrá entretenido, de tal forma que puede ayudarte a terminar con un berrinche, distraerlo mientras esperas en la calle o incluso para hacer nuevos amigos en el parque, ya que ante las burbujas de jabón ningún niño se resiste.

Colores, texturas y tamaños

Con sólo jugar con objetos en casa, ya sean pelotas o cubos con textura, cucharas de plástico con colores brillantes o diferentes tipos de telas; tu pequeño se mantendrá entretenido. Haz que los vea, los ordene, los separe, los guarde, ¡le encantará! Además, le servirá para desarrollar su motricidad fina, solo ten cuidado de no dejarlo solo con botones, ya que tienden a llevarse las cosas a la boca y podrían representar un riesgo para su seguridad.

Alfombra mágica

A partir de los 6 meses, tu bebé ya se sentará solo, por lo que puedes aprovechar para ayudarle a desarrollar su equilibrio. Haz un espacio grande en tu casa, mueve muebles y objetos que puedan estorbar, pon una alfombra de goma eva o foami y sobre esta una tela, puede ser una cobijita o sabanita de tu bebé. Una vez que has armado tu “alfombra mágica”, pon a tu pequeño sentado en el centro de la tela y suavemente jálala hacia un lado y otro, al principio puede darle miedo, aunque es probable que poco a poco le dé más emoción. Esta alfombra también puede servirte para que desarrolle fuerza en el cuello, si tu bebé es aún muy pequeño, ponlo boca abajo y acuéstate en la misma posición frente a él para que levante la cabeza.

Una actividad que nunca falla

“¿Dónde está el bebé?”, cuando es muy pequeño, puedes taparlo con una sabanita y hacer la pregunta para dejar que se descubra solito. Cuando sea más grande lo hará de manera independiente, cubriéndose con las cobijitas o incluso con sus manitas. Es muy divertido y siempre harás que sonría.
Recuerda que los tiempos de atención de tu pequeño son menores, por lo que si notas que pierde el interés estas ideas te servirán para que puedas cambiar de actividad rápidamente.

¡Bienvenidos!

Regístrate y recibe:  

El acceso a todos los contenidos que Huggies y Disney tienen para ti y tu bebé.

La posibilidad de ganar uno de nuestros kits de Baby Shower.

Regístrate

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×